jueves, 25 de abril de 2013

PERFORMANCE: N.N. NOCHE Y NIEBLA






Operación Cóndor
Por. Luis Fernando Arango

La acción performática NN se basa en el “Decreto Noche y Niebla” o “Decreto Nacht und Nebel” de Hitler, o también “Decreto NN”, en referencia a su particular forma de operar y en la aplicación de prácticas de desaparición forzada de personas, fundamento de la siniestra Operación Cóndor que llevaron a cabo los dictadores del Cono Sur, cobrando más de 50 mil víctimas en Latinoamérica, siendo uno de sus principales protagonistas el tirano chileno Augusto Pinochet.

Mi obra en general se basa en señalar los mecanismos del poder y, en esta acción particular, quería de forma simbólica enterrar en el lugar más seco y solitario de la tierra, que de hecho es el cementerio perfecto por lo precario de la vida en el desierto, las insignias militares que hablan del honor y el valor, pero que simplemente son símbolos de muerte y dolor.

Las medallas y sus barras son otorgadas por cursos en el perfeccionamiento de matar y por operaciones de guerra. Es extraño para mí que la muerte y el sufrimiento se simbolicen a través del color en estas condecoraciones, entonces como artista me propuse representarlas para destruirlas como un acto de memoria y olvido. Era una acción de expiación a través del arte sobre la muerte. Sin embargo, sucedió algo extraño, pues al pintar las insignias encontré una armonía, delicada y bella, en la secuencia de colores que me ha brindado un nuevo camino para mi trabajo pictórico. Era una metamorfosis del sentido inicial de la acción hacia un propósito más universal y de iluminación de la existencia sobre el reino de la oscuridad y las tinieblas.

El artista trabaja con la luz (los colores vienen de ella) y su tarea es preservarla, mantener la llama ardiente de la vida sobre el territorio siniestro de la muerte. Era arrebatar el símbolo más preciado del vencedor, del tirano, representado en cada barra de condecoración, de arrogancia sobre la vida ajena; y, en la bandera de los países participantes, destruirlo y condenarlo al olvido con su enterramiento.

La performance NN también fue una prueba de resistencia ante el poder, de desafío ante su crueldad, de revancha histórica por aquellas miles de víctimas que fueron torturadas y desaparecidas, y ante todo por esa multitud de voces del silencio pidiendo manifestarse ante la ignominia y la destrucción. En lo personal, fue además una prueba de resistencia ante las condiciones adversas del terreno geográfico, político y social; así como una prueba de desprendimiento y de lealtad al propósito de la acción, pues consistía en destruir el trabajo de cientos de horas, después de la jornada laboral y arrebatándole tiempo a la noche y al descanso.

Al conocer los testimonios de los sobrevivientes y sus familiares en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Santiago de Chile, tuve la absoluta certeza de hacer lo debido, a pesar de lo incorrectamente político de la acción en el país que me acogía.

Mayores informes: Luis Fernando Arango. Correo: luisfernandoarangoduarte@gmail.com. ©Imágenes suministrada por el artista.

miércoles, 24 de abril de 2013

CONVOCATORIA PLURAL + VIDEO FESTIVAL DE JÓVENES


Sobre Emigración y Diversidad
Por. Victor Hugo

El próximo 30 de junio vence el plazo para participar en la Convocatoria Plural + Video Festival de Jóvenes, organizada por la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas, UNAOC, y la Organización Internacional para la Migración, IOM.

Al certamen pueden presentarse jóvenes entre los 9 a 25 años, de cualquier nacionalidad o lugar de residencia; el tema en esta edición del 2013 es la emigración, diversidad y temas relacionados.

Premios

Los tres Plural+ Premio del Jurado (“Plural+ Jury Award”) se distribuirán entre las siguientes  categorías: 
de 9 a 12 años, 
de 13 a 17 años
 y de 18 a 25 años; cada uno de los ganadores se hará acreedor a un estímulo de $US 1,000.

Los participantes que resulten ganadores de los premios serán notificados antes del 12 de octubre 2013 y los reconocimientos se entregaran durante un evento que se celebrará en el Paley Center for Media en diciembre del presente año en New York.

Puede consultar las bases (Aquí) y las preguntas (Aquí).

Mayores informes: PLURAL+ / United Nations – Alliance of Civilizations
, Chrysler Building
 405, Lexington Ave, 5th Floor,
 New York, NY 10174, USA.
 Tel.: +1 212-457-1796. Correo: plural@unaoc.org. Web: pluralplus. ©Imagen suministrada por sus organizadores.

viernes, 12 de abril de 2013

EN ARGENTINA, PROGRAMA INTERNACIONAL DE RESIDENCIAS ARTÍSTICAS


Convocatoria Abierta
Por. Victor Hugo

El próximo 31 de mayo vence el plazo para presentar propuestas al Programa Internacional de Residencias Artísticas, PIPAR, que se realizará en la Buenos Aires y es convocado por la Fundación Ace para el Arte Contemporáneo.

Esta iniciativa que se lleva a cabo desde el 2005, “significa trabajar en colaboración, recibir asistencia profesional, intercambiar ideas y experiencias con otros artistas y relacionarse con la comunidad, sumergiéndose en el ritmo de una de las ciudades más vibrantes de América Latina, polo cultural de la región”, señalan sus organizadores.

La convocatoria esta abierta a todos los artistas profesionales y emergentes, extranjeros y argentinos, que desde cualquier disciplina de las artes visuales quieran participar en el certamen.

Así mismo, a curadores extranjeros o argentinos que deseen aprovechar las instalaciones, la biblioteca de la Fundación, su estudio o la residencia en Buenos Aires para realizar investigaciones o propuestas curatoriales experimentales.

Ace propone para el 2013 las siguientes modalidades: Residencias especial para artistas argentinos, Residencias de Producción, Residencias de Exploración y Residencias de Intervención Urbana, Residencias SUB30 y la Micro-Residencia.

Puede consultar la bases (Aquí) y realizar el proceso de inscripción (Aquí).

Mayores informes: Proyecto Ace, Conesa 667, Altos C1426AQM Buenos Aires, Argentina. Tel/Fax.: 54 (11) 4551 3218. Correo: info@proyectoace.org. Web: proyectoace ©Fotografía suministrada por sus organizadores.

jueves, 11 de abril de 2013

DESDE LOS OJOS DEL ARTISTA, CRÓNICA DE LA MARCHA



9 de Abril, Por La Paz De Colombia
Por. Dioscórides Pérez, Profesor Universidad Nacional de Colombia
La marcha por la paz fue una movilización histórica que puso a palpitar con esperanza el corazón de todos los colombianos. “Marchando el pueblo dio su voto de confianza a los diálogos de paz que adelanta el Gobierno de Juan Manuel Santos con la guerrilla de las FARC y rindió homenaje a la memoria de los millones de víctimas del conflicto armado (*)
Sin identificarme con ninguna consigna política, y con el ánimo y compromiso de ayudar a crear la paz apoyando los diálogos de la Habana, salgo del campus de la Universidad Nacional a las 9:00 a.m. y me pego a la marcha blanca y roja que viene subiendo desde el Centro Administrativo Nacional, CAN, por la Avenida el Dorado.

En el camino me encontré con varios colegas de la academia y también con Blanca Riáscos, a quien conocí en Pekín hace más de 26 años. Caminando juntos entre el apretujado río de gente de todo el país llegamos a la Plaza de Bolívar más allá del medio día.

En la plaza encontramos a Guillermo González, cuyo padre, Sady González había estado con su cámara allí mismo hace 65 años- en tiempos del tranvía- para ser testigo y reportero gráfico de los sucesos más terribles del Bogotazo.

He estado en todas las marchas estudiantiles durante 40 años y jamás vi una manifestación más grande, tranquila y esperanzada que esta. En el ambiente flotaba el espíritu de una última esperanza. Recordé la imagen implorante de las ánimas del purgatorio, se me hizo un nudo en la garganta y por un momento asomó la lágrima.

Estuvimos a tiempo para ver, desde al atrio de la catedral, la apeñuscada multitud de niños, hombres, mujeres, ancianos, portando miles de banderas blancas con la imagen del Bolívar desnudo de Pereira que tomó como insignia la Marcha Patriótica y las que llevaban el perfil en blanco y negro con la imagen de Jorge Eliecer Gaitán, asesinado hace hoy 65 años.

También las añejas banderas rusas con la hoz y el martillo, una con la estrella azul de David, las de todos los movimientos políticos y cívicos, la de los estudiantes rebeldes, de los defensores de los animales, la morada de las lesbianas, la multicolor de los gay, la foto del barbado gurú de los devotos del Tao de las artes marciales, un inmensa foto en colores del comandante Chaves, hasta una bandera blanca de la Virgen del café, que debió aparecer durante el pasado paro cafetero.

Desde allí creí escuchar a mis espaldas las palabras de Jorge Zalamea recitando el sueño de las escalinatas, que entre el vuelo de los cientos de palomas -que hoy no comieron su maíz pira- y las bombas blancas con letreros de PAZ arrojadas a las nubes, se confundían con las palabras exaltadas de Alcalde Gustavo Petro quien recitaba en la tarima una desconocida estrofa del himno nacional, con las de Piedad Córdoba que exaltaba el espíritu de lucha del pueblo por buscar una paz definitiva, y las del escritor William Ospina que compartió su oración por la paz:
“La paz parece una palabra pero en realidad es un mundo. Un mundo de respeto, de generosidad, de oportunidades para todos. Y hay que saber que lo que rompe primero la paz es el egoísmo. El egoísmo que se apodera de la tierra de todos para beneficio de unos cuantos, que se apodera de la ley de todos para hacer la riqueza de unos cuantos, que se apodera del futuro de todos para hacer la felicidad de unos cuantos. De ahí nacen las rebeliones violentas, y de ahí nacen los delitos y los crímenes.”
Desde allí vi llegar los campesinos de otras tierras, los empleados, las amas de casa, los obreros, los estudiantes, los desocupados, las comparsas multicolores, las batucadas de jóvenes, las mujeres de pecho desnudo, los zanqueros, los payazos, un grupo de jóvenes que hacían un performance en homenaje a los desaparecidos y asesinados llevando extendida sobre un anda una bandera nacional y encima ensangrentados calambombos de vaca entre pétalos de rosa, mientras jóvenes de luto portaban fotos de desparecidos.

Cuatro personas levantaban una mesa de madera sobre la cual había dos cubos de cartón blanco con la palabra paz escrita en letras de molde. También estaban los artistas plásticos, los poetas, los escritores, el pibe Valderrama perseguido por sus fanáticos.

Y, entre la multitud, los vendedores de pitos, de sombrillas, de la gafa oscura, de viseras, de los sombreros vueltiaos de cartón, de avena, de jugo de mandarina y naranja, de agua en botella, de churros, de algodón de azúcar, almojábana, de cocadas, buñuelo, de chontaduro, de pera, de durazno chileno, de manzana, de chorizo y chicharrón carnudo.

Aunque muchos almacenes habían cerrado sus puertas y protegido sus vitrinas con mallas metálicas, la marcha trascurrió en perfecta calma. Solo había algunos moderados grafiteros y un grupo que pegaba con engrudo afiches con la cara de Báteman.

Desde las escalinatas, marchando tranquilamente entre la guardia de policías de chaqueta verde fluorescente y los robóticos- que extrañaban la falta de trabajo- pude ver a varios amigos ya barbados y canosos, compañeros de estudio de los años 70 en la Nacional, otrora jóvenes “de todos los pelambres” antiguos militantes del Moir, la Juco, la Jupa, los socialistas, los troskos, algunos guardias rojos, otros con olor a monte.

También a Giangrandy, mi profesor de grabado, uno de teatro, y al nadaísta Jotamario Arbeláez, quien, por un momento, portó una escoba en cuyo palo enarbolaba una cartelera con el poema Manos Unidas del profeta Gonzalo Arango: “una mano/ más una mano / no son dos manos;/Son manos unidas / Une tu mano / a nuestras manos / para que el mundo no este / en pocas manos / sino en todas las manos”.

En un momento escuché detrás el clik de la cámara de mi colega Ricardo Arcos y de Jorge Mora, a quienes les vi reflejados en el ojo y la lente la memoria de las antiguas marchas estudiantiles. Y extrañé con gusto que esta marcha histórica para creer y crear la paz no terminara como aquellas en una estampida, entre explosiones de papas bomba y el irritante gas lacrimógeno.

Dejamos la plaza cuando empezaba la tarde pero todavía seguía llegando gente, y deshicimos el camino por la séptima hasta la calle 26. Por todos lados se veían los hombres y mujeres que vinieron de otras ciudades, sentados en los andenes con sus cajas de icopor devorando el almuerzo. Algunos ya dormían la siesta. No circulaban los buses del Transmilenio por el Museo del Oro ni en las Aguas.

Bogotá era un carnaval, favorecido con un día luminoso y caliente. Por todos lados había gente, humo de comidas callejeras, vendedores de lotería, fresas, chucherías, y mucha música: la filarmónica en la plaza a ritmo de merengue, mucho joropo llanero en el camino, y en el parque Santander rock y metal.

Sentado en el bus que me llevaba de regreso a la Universidad Nacional, pensé en que la energía de las miles de personas que marcharon aquí y en otras ciudades del país, apoyando el proceso de paz es un buen augurio, y debe convertirse en un mandato obligatorio para que los actores de la mesa de negociaciones concreten la firma de un acuerdo. Y la voluntad de hacerlo debería manifestarse de inmediato, atendiendo el llamado urgente del pueblo a un cese bilateral al fuego. ¡No más secuestros, no más bombardeos, no más tatucos, no más balas, no más minas!

Cuando pasé por el cementerio y vi sobre la puerta la imagen de Cronos dormitando y con la guadaña quieta, escuché claramente palabras del poeta Jorge Zalamea en su Sueño de las escalinatas y pensé que esta marcha de banderas blancas debía servir también como un conjuro, “como ahuyenta el huracán a una bandada de pájaros de mal agüero” ¡No más cólera!/¡No más odio!/¡Sólo el amor, el viril amor del hombre por su especie y por su semejanza!

Fotografías: © Dioscórides Pérez, Profesor Titular Escuela de Artes Plásticas, Universidad Nacional de Colombia, Abril 9 de 2013.

(*) Esta crónica fue escrita en caliente. Debe tener varios errores y muchos olvidos, pero no podía dejar pasar este momento histórico sin contar algunos detalles para los que, apoyando la PAZ desde casa, academia u oficina, no pudieron marchar. El ojo reemplazó la cámara que se varó por pilas.

lunes, 8 de abril de 2013

HOMENAJE A BARRANQUILLA EN SUS 200 AÑOS CON ÁLVARO BARRIOS




El Mar Caribe
Por. Victor Hugo

Meridianos, paralelos, coordenadas y ese gesto del “Caribe” colgado como la ropa al viento que extienden cotidianamente las mujeres de los sectores populares de Barranquilla forman parte de esta instalación; aunque esta vez es el artista Álvaro Barrios quien pone de manifiesto su declaración cartográfica, la misma que se ancla en esa construcción de sentido archipiélago de su tierra.

La obra hizo parte de la exposición “10 instalaciones en la Colección de Arte del Banco de la República”, que se llevó a cabo del 2 de septiembre al 31 de octubre
 del 2011 en Bogotá.

Esta pieza titulada por el artista “El Mar Caribe”, es de 1997; es básicamente grabado y serigrafía sobre cartulina, que alcanza los 70 x 50 cms.

En el 2013 el maestro Álvaro Barrios realizó la exposición individual “Sueños que el dinero puede comprar” en la Galería Fernando Pradilla de Madrid, entre el 8 de febrero y el pasado 15 de marzo. Así mismo, para el mes de noviembre, tiene proyectado realizar en el Museo de Arte del Banco de la República de Bogotá, una retrospectiva de sus instalaciones y obras conceptuales.

Fotografía: ©Hugsh, 2011. El Mar Caribe, Álvaro Barrios. Banco de la República. Web del Artistas: álvarobarrios

martes, 2 de abril de 2013

PROYECTO HANDS



Por. Pauerr

Web: street-hands

lunes, 1 de abril de 2013

XI BIENAL INTERNACIONAL DE CERÁMICA DE MANISES


Bases

El próximo 21 de junio vence el plazo para participar en la XI Bienal Internacional de Cerámica de Manises.

Para la versión del 2013 el tema es libre y pueden presentarse artistas de cualquier nacionalidad o lugar de residencia. El evento se inaugurará el 14 de noviembre de 2013 y se extenderá hasta el 19 de enero de 2014; con las obras seleccionadas al evento se editará un catálogo.

Puede consultar las bases (Aquí) y descargar el formulario de inscripción (Aquí).

Mayores informes: Secretaría de la Bienal de Manises, Museu de Ceràmica de Manises, Calle Sagrario, 22. 46940 Manises, Valencia. España. Tel.: (+34) 961 52 10 44. Para atención en inglés o Italiano: Esmeralda Ballesteros, Tel.: (+34) 961 54 51 16, Ext. 2265. o (+34) 666517686. Correo: bienalceramica@manises.es. Web: manises-bienal. ©Imagen suministrada por sus organizadores: “The collector”, Barbara Balzer, Premio de la Generalitat Valenciana, X Bienal. Museo de Cerámica de Manises.