sábado, 31 de enero de 2015

EN NEW JERSEY, GUTTENBERG ARTS CONVOCA RESIDENCIAS ARTÍSTICA







Programa Star, Espacio - Tiempo
Por. Victor Hugo

Hasta el próximo 15 de febrero estará abierta la convocatoria del Programa Start del Guttenberg Arts en New Jersey que se realizará del 1 de mayo al 31 de julio del presente año.

La residencia proporciona a los artistas apoyo de US$3,000 durante tres (3) meses para cubrir materiales, viaje y alojamiento; además, ofrece publicidad en medios impresos y en la Web del Guttenberg Arts. Así mismo, los becarios tendrán a la posibilidad de acceder a las instalaciones del Bulls Ferry Studio y sus equipos para trabajar en disciplinas como grabado, fotografía y cerámica.

En la convocatoria pueden presentarse artistas de cualquier nacionalidad o lugar de residencia, independientemente de su condición sexual, étnica y cultural. Las postulaciones deben realizarse en línea y los resultados serán anunciados el 1 de abril.

Puede consultar las bases (Aquí).

Mayores informes: Guttenberg Arts, 903 Jackson Street, Guttenberg, NJ 07093, Estados Unidos. Tel.: (+1) 201-868-8585. Correo: studio@guttenbergarts.org. Web: guttenbergarts. ©Imagenes suministradas por sus organizadores.

viernes, 30 de enero de 2015

PREMIO DE FOTOGRAFÍA VISIBLE WHITE 2015


Familydom, Asuntos Familiares
Por. Victor Hugo

Hasta el 28 de febrero hay plazo para presentar propuestas a la Cuarta Edición del Premio de Fotografía Visible White 2015, organizado por la Fondazione Studio Marangoni de Florencia, Italia y Celeste Prize, con el apoyo de University de Luxembourg, Ecole Nationale Supérieure de la Photographie, Foam Magazine, East-Wing.

El premio esta abierto a todos los fotógrafos y artistas independientemente de la edad, el sexo, la experiencia, la ocupación o la ubicación geográfica. Es posible participar en forma individual y en colectivo. Las imágenes fotográficas incluidas en los proyectos deben haber realizado dentro de los últimos 10 años y pueden o no haber sido expuestos antes o presentados en otros premios.

El tema propuesto para la edición 2015 es: “En el contexto de la sociedad post-humana, de la manipulación genética y la cibercultura, muchas fotografías hoy interrogación del estado de la masa, del individuo y el grupo, mediante una reinterpretación de los diferentes géneros y temas humanos de manera fotográfica experimental. A la luz de estas revoluciones, el tema propuesto 'Familydom', tiene como objetivo investigar el' 'impacto de la fotografía y el papel crucial que asume en el "social certificación" de la identidad y la comprensión (o compromiso?) de lo real en relación a asuntos familiares virtuales, ficticias e imaginarias”.

Las obras y proyectos presentados deben ser en fotografía digital, analógica o imágenes tomadas con otros dispositivos fotográficos; no hay límites para su tamaño y se suben en línea en formatos JPG o PNG, en las cuentas personales de los candidatos en Celeste Network. Sin embargo, se recomienda enviarlas con al menos 2500 píxeles en su lado más largo y debe incluir hasta 10 imágenes.

Tenga presente que para participar en esta convocatoria es indispensable pagar un derecho de inscripción por trabajo individual 20 € y proyecto 70 € (incluye hasta 10 imágenes) y solo el 30 de marzo del presente años se anunciaran en línea conocerán los 10 proyectos finalistas y 5 obras individuales seleccionados por el jurado. Así mismo, Las fotografías finalistas serán expuestas desde el 15 mayo al 12 junio 2015 en la Fondazione en la ciudad italiana de Florencia y se incluirán en un catálogo preparado para el exhibición.

Premios

2.500 € para el mejor proyecto
1.500 € para el segundo puesto
1.000 € al mejor trabajo individual

Puede consultar las bases (Aquí)

Mayores informes: Fondazione Studio Marangoni Scuola di Fotografia - Agenzia formativa accreditata dalla Regione Toscana - Via San Zanobi 32r, 50129, Firenze, Italia. Tel.: +39 055280368 / +39 3457206206. Web: studiomarangoni. Celeste Correo: info@celesteprize.com. Tel.: +39 0577 1521988. Web: celesteprize. ©Imagen suministrada por sus organizadores.

jueves, 22 de enero de 2015

FOTOGRAFÍA, SENTIDO PÉSAME MUNDO




El oprobio de decirnos la verdad
Por. Victor Hugo

Nunca habíamos atravesado tiempos tan definitivos como los que hoy vivimos, aunque no ver la luz sobre el horizonte y saltar al vacío nos confiere la certeza del engaño demoledor del poder, que día tras día lanza al precipicio de la muerte a nuestra civilización y la promesa que la vida valía la pena.

Al mismo tiempo, los medios de información cristalizan los discursos apocalípticos con los que nos pretenden acomodar como espectadores impertérritos de las “tormentas inevitables”(1), para ellos somos los verdaderos culpables del pecado original por no seguir su ejemplo y conservar los supremos valores de una sociedad enferma, excluyente, decadente y xenófoba, que decidió desempolvar sus nacionalismo fascistas y las cruzadas religiosas que recorrieron a Europa en otros tiempos.

Del mismo modo, los ministros de esta fe y quienes proclaman a occidente como la verdadera utopía, nos llaman a la religiosa resignación frente a la oscura suerte que nos persigue y contra la hereje desobediencia de no repetir ni aceptar ciegamente el catecismo autorizado por las multinacionales y certificado por Discovery e History Chanel, cuyo único predicamento consiste en: solo ellos tienen derecho a la libertad.

Desde esta perspectiva, el concepto de libertad les ha servido para saquear los recursos naturales de los países que no pertenecen al poderoso club del G7 y prohibirles su desarrollo; quebrar los Estado que practiquen el principio de la soberanía y la autodeterminación; invadir, intervenir o desatar las guerras necesarias para defender sus intereses; imponer su noción de democracia, arte, actualidad y la concepción de Dios; ridiculizar al otro bajo el argumento del exotismo cultural y negarle la posibilidad tener cosmovisión propia; además, de castigar a quienes no se hinquen a sus pies ni se dejen esclavizar.

Colombia

La sombría herencia que se cierne sobre este país, donde el poder se hereda por apellidos como es costumbre en occidente, es la de perpetuar una plutocracia corrupta en el poder y, ahora, a la falange del puro cuento democrático, que se legitimó con su estrategia de miedo y muerte; además, de la compra de votos en los comicios electorales y el espionaje electrónico al que nos acostumbró el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Prueba de ello y la mejor evidencia de los hechos esta en como huyen “los buenos muchachos: María del Pilar Hurtado, Andrés Felipe Arias, Luis Carlos Restrepo y, el asesor espiritual Luis Alfonso Hoyos”. Los antiguos y más cercanos colaboradores del expresidente siempre han tratado de evitar la justicia para no decirle la verdad al país, así como lo hará el candidato a la presidencia por el Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga bajo la postura de “falta de garantías”; cuando no él mismo Uribe Vélez los extraditaba para mantenerlos lejos. Nada nueva la estrategia, porque así lo hicieron los políticos comprometidos en casos de corrupción y violación de los derechos humanos de Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela.

A pesar de todo, los nuevos yihadistas neoconservadores y neoliberales recorren los pasillos del Estado, mientras, con la fe del carbonero, se empeñan en armar todo tipo de complots contra los países suramericanos que se niegan a portar las banderas de “tradición, familia y propiedad”.

Por si fuera poco, los fanáticos de la ultraderecha latinoamericana son secundados por los medios comerciales de información, quienes los presentan como los respetables políticos e iluminados Mesías, los mismo que intentan esclavizar hasta la muerte y subyugarnos frente los intereses de las multinacionales que saquean nuestro continente.

De igual manera, nos venden la idealización de una paz como un estado catártico, mientras las condiciones objetivas que la construyan están lejos de ser una realidad. De esta forma, abren la puerta a la esperanza pírica de: silenciar los fusiles posibilita la inversión social y el enriquecimiento del país, (¿Pero de qué país?) por la vía de vender lo poco que nos queda al capital extranjero, es decir, a menor resistencia mayor crecimiento, más seguridad y certidumbre financiera, siempre y cuando los sectores populares sean fácilmente controlables mientras suben el IVA al 19%, le bajen los impuestos a los industriales, las multinacionales y continúen explotando los hidrocarburos a punta del fraking. ¿Dé qué paz estamos hablando?

Los gestos de paz deberíamos pedirsélos también al gobierno de Juan Manuel Santos, por ejemplo: salarios dignos, verdadera redistribución de la riqueza, reforma agraria que le permita a los trabajadores del agro acceso a tierras fértiles y no las desérticas e inservibles que entrega el Incoder; dejar de desmantelar nuestra economía y el aparato productivo a punta de los Tratados de Libre Comercio, TLC.

Además, de un nuevo modelo que acabe con el actual sistema de salud, educación con calidad y apoyo a la investigación que termine con el esquema que deja en manos de los gobernadores su contratación vía regalías; fortalecimiento y mayor competitividad para las deterioradas empresas estatales; precio de los combustibles de acuerdo a las fluctuaciones internacionales del crudo; protección de la biodiversidad y el banco genético, así como políticas para salvaguardar los ecosistemas estratégicos para la nación; concesiones que no regalen el carbón a Gary Drummond, el ferroniquel de Cerro Matoso a la BHP-Billiton, el oro a la Anglogold Ashanti Colombia S A. y los canadienses de la Continental Gold De Colombia ni el hidrocarburo a Pacific Rubiales Energy; un sistema bancario que no sea usurero ni este en manos de uno solo; descentralización del Estado, mayor autonomía y control de la territorialidad a los municipios; prestación eficiente de los servicios públicos y no este remedo que enriquece a los privados; lucha frontal contra el accionar delictivo de los grupos narcoparamilitares, cero impunidad, una justicia eficaz sin jueces ni magistrados que se vendan, endurecimiento de las penas y sanciones, es decir, no casa por cárcel a quienes defrauden los recursos públicos; así como la protección real de los derechos humanos, entre otros aspectos que laceran a la gran mayoría del pueblo colombiano. Esto sí serían gestos de paz.

¿Acaso no deberían ser los gestos de paz bilaterales y definitivos, es decir, de parte y parte? ¿Por qué será que los medios de información, ni la clase política ni los gremios le piden gestos de paz al gobierno de Juan Manuel Santos?

¿Y de estas realidades que ha dicho el arte? Nada. Los Mefistófeles, con una mano sostienen la camándula, la Holy Biblie y, con la otra, los contratos del Ministerio de Cultura, cuyo inefable interés consiste en solidificar una política que hace de los artistas colombianos los saltimbanquis contemporáneos del discurso del poder, mientras algunos curadores apelan al argumento “del placer estético” para legitimar sus eventos expositivos, sin abandonar, las razones comerciales y las correctas conveniencias con la que entregan premios, becas y reconocimientos.

Finalmente, los colombianos somos el pueblo más dúctil, maleable y desinformado del continente, es una vergüenza pero es la verdad, cuya única valentía consiste en sentarse frente al televisor para darse un baño del más placido sadomasoquismo de sus reality y conformarse con los melodramas que hacen “Metástasis” en su conciencia, como la historia de “Diomedes Díaz”, la precaria estética del vallenato y esa sumisión machista de la realidad, que hoy se convirtió en la hora sagrada, el prime time, de su nueva religión.

Fotografías: ©ArtistasZona. “Sentido pésame mundo”, 2014.

Notas:

1. [On Line] “Tormentas inevitables”: Sintagma cristalizado en la Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al termino del taller con autoridades sobre el virus del chikunguña, el pasado 7 de enero del 2015.

jueves, 15 de enero de 2015

EL CALVARIO DEL AGUA EN EL MAGDALENA



Ariguaní: Medio Ambiente y Derechos Humanos
Por. Victor Hugo

En medio de una crisis humanitaria sin precedentes se encuentra el Corregimiento Carmen de Ariguaní, después de padecer varios meses sin agua, con un acueducto inservible y sin que se conozca una respuesta clara por parte del Alcalde, Carlos Eduardo Castilla Baena.

Hoy los más de 1500 habitantes del Corregimiento, que dista a escasos 33 kilómetros de la cabecera municipal, toman agua no apta para el consumo de un jagüey, ubicado cerca a las instalaciones del pozo de captación de aguas subterráneas que debería estar funcionado hace más de dos años. Este hecho empieza a generar enfermedades gastrointestinales, especialmente en la población infantil; para completar el panorama, más del 50% de ésta comunidad se encuentra infectada o ya padeció los estragos del Chikunguña.

La situación se agrava “cuando la comunidad recoge agua, porque en muchas ocasiones es necesario disputársela con el ganado que también se sirve del jagüey”, precisa uno de los habitantes de este Corregimiento del Municipio de Ariguaní.

Por esta razón, los presidentes de las Acciones Comunales del Corregimiento le solicitaron al Procurador Provincial de Carmen de Bolívar, Dr. Oscar Obeso, realizar la inspección técnica al acueducto, como lo ordena el numeral 2.4 de la cláusula segunda de la Apertura de Indagación de un proceso iniciado el pasado 31 de enero de 2014.

La investigación adelantada por la Procuraduría Provincial, busca determinar las responsabilidades en el detrimento en los recursos del Estado durante la construcción del acueducto, que inició sus obras en agosto de 2011.

Por otra parte, la comunidad, manifestó que en dos oportunidades, durante el 2014, la Administración Municipal citó un Cabildo Abierto para abordar el tema del acueducto, pero inexplicablemente los eventos fueron cancelados por el Alcalde Carlos Eduardo Castilla Baena.

Mientras “el pasado 14 de enero algunos Alcaldes y Concejales del Magdalena se reunían en Santa Marta, atendiendo el llamado del Gobernador Luis Miguel Cotes Haybech, para untar de mermelada a las próximas elecciones regionales, en el Carmen de Ariguaní nos moríamos de sed; no obstante, algunos creen que en los pueblos la vida es color de “Rosa”(*) y solo nos condenan al olvido”, señaló una dirigente comunal de la región.


Fotografías: ©ArtistasZona, 2015. “El Calvario del agua”.

(*) Rosa: Referencia a la candidata a la Gobernación del Magdalena Rosa Cotes de Zúñiga, tía del actual mandatario Luis Miguel Cotes Haybech y exgestora social del Departamento. En la actualidad se impulsa su nombre en murales con el siguiente slogan: El Magdalena necesita una Rosa.

miércoles, 14 de enero de 2015

EN BOSCONIA, DEUDAS, MUERTE E IMPUNIDAD


Hasta después de la muerte, amor de madre
Por. Victor Hugo

“Descanse y sentí que mi hijo también descansó”, dijo Nelvys María Camacho después de haber sepultudo por segunda vez a su hijo Roberto Carlos Contreras, el pasado lunes 5 de enero en el cementerio del Corregimiento de Pueblo Nuevo del Municipio de Ariguaní.

Este joven de apenas 32 años de edad y padre de dos hijas, fue encontrado muerto un 11 de junio del 2013 en medio de una trocha de la vía que comunica a Valledupar con el Corregimiento de Badillo, en un hecho que aún es materia de investigación por parte de la Fiscalía.

“No sé porque lo mataron ni quien lo asesinó. Hoy recuerdo haberle insistido que no se fuera, porque en esos momentos un mal presentimiento me tenía ahogada, pero el muchacho me dijo que lo había llamado su expatrón para que fuera a recoger su liquidación y algunas cosas que aún tenía en la Finca donde laboraba”, manifestó Nelvys María Camacho.

Los hechos

Lo cierto es que Contreras Camacho, salió de su residencia, ubicada en la Vereda Puerto Laja del Municipio de Bosconia hacia Valledupar un 9 de junio y tres días después una prestigiosa emisora de Valledupar anunciaba que habían encontrado su cadáver.

Y como suele suceder, las malas noticias siempre viajan con la inmediatez del desespero, sus familiares en el Corregimiento de Pueblo Nuevo se enteraron del trágico acontecimiento y fue solo hasta 22 junio, cuando el cuerpo de Roberto Carlos Contreras se encontraba en alto estado de descomposición, que recibió cristiana sepultura.

Una de las hipótesis sobre el crimen apunta a que después de cinco años de trabajar en la Finca del Señor Juan Carlos De León, ubicada en inmediaciones de Maicao, y donde presuntamente operaba el reconocido jefe de narcoparamilitar Marquitos Figueroa, fue la razón de este asesinato.

“Tal vez, los de las bandas criminales no querían dejar ningún cabo suelto que pudiera implicarlos ó señalarlos sobre las actividades que posiblemente se realizaban en esa Finca, aunque de eso no sabemos nada porque Roberto Carlos siempre fue muy reservado en sus cosas; sin embargo, lo último que conocemos es que dos hombre lo recogieron en el Terminalito de Valledupar”, precisó uno de sus familiares en medio de la incertidumbre y la tristeza.

Amor de Madre

En este último año doña Nelvys María Camacho no había podido dormir en paz después del primer sepelio de su hijo Roberto Carlos Contreras, aunque a partir del pasado 5 de enero, como ella misma lo reconoce, descansará por fin en paz su primogénito.

“Tuvimos que enterrar a mi niño envuelto en plásticos y con una venda en los ojos, esto lo lo había dejado descansar en paz y en un sueño nos dijo que quitáramos todo eso; por eso, decidimos consolarlo en su última morada en medio del transito hacia su partida definitiva de esta tierra después de su horrible asesinato. Ahora siento que mi hijo no se me perdió”, preciso en medio del llanto Nelvys María Camacho.

Finamente, solo el amor de madre puede ir más allá de muerte y producir gestos como los de Nelvys María Camacho, que sin reparar el tiempo ni las circunstancias le da una oportunidad a un hijo de emprender su viaje definitivo de esta tierra como ella lo soñó.



Fotografía: ©ArtistasZona, 2015.

1. Sepultura de Roberto Carlos Contreras, Corregimiento de Pueblo Nuevo, Municipio de Ariguaní.

2. Nelvys María Camacho en el momento en que se realizaba la exhumación del Cuerpo de Roberto Carlos Contreras, 5 de enero de 2015.

viernes, 9 de enero de 2015

EN COLOMBIA, PERIODISTA LOCALES SIN GARANTÍAS


Derechos Humanos, Impunidad y Poder, Caso Bosconia
Por. Victor Hugo

Luego de mi desplazamiento forzado, producto de las amenazas que recibí contra mi vida, por mi labor como periodista en el Municipio de Bosconia, le exijo a su Alcalde, Jorge Patiño Gómez me cancele mis honorarios como asesor de la Administración Municipal.

Ya son 18 meses perdidos, que me han dejado irreparables daños, sin que hasta el día de hoy la Administración Municipal de Bosconia responda después que fuera asesor del despacho del Alcalde, entre mayo del 2013 y junio del 2014. De mi labor es testigo muchos ciudadanos que atendí en la oficina del burgomaestre y diferentes funcionarios de las entidades territoriales como de la Gobernación del Cesar.

El contrato verbal que realice con el Alcalde de Bosconia, se llevó a cabo el 27 de abril del 2013, en el hall del Hotel Jorlin, inmueble de propiedad de Jorge Patiño Gómez. En esa oportunidad se pactó un sueldo de dos millones de pesos mensuales ($2.000.000), además, de la alimentación y el alojamiento.

Por esos días, Bosconia atravesaba por una crítica coyuntura social y de ingobernabilidad dada los ínfimos resultados obtenidos por su Administración Municipal, los escasos avances de una gestión que aún no arrojaba resultados concretos, los bajos niveles de información y contacto con las comunidades.

La Historia

Durante los primeros meses del 2013 crecía el descontento social, en medio de un ambiente caldeado por el alto nivel de controversia alrededor de los hechos que producía la Administración Municipal de Jorge Patiño Gómez; para completar este panorama, emergió un movimiento social organizado por los grupos políticos opuestos al Alcalde y que amenazaban con intensas jornadas de protesta para rechazar la limitada gestión y las promesas incumplidas, hasta ese momento.


Fue en medio de este complejo situación que Jorge Patiño Gómez me contrató, dada mi experiencia como asesor del Municipio de Ariguaní y en el manejo de las social media; labor que arrojó sus primeros resultados en el mes de septiembre, cuando el periódico La Calle de Valledupar, realizará la primera gran encuesta de opinión sobre la gestión de los alcaldes del departamento del Cesar.

En esta oportunidad, Jorge Patiño Gómez, fue elegido como el mejor alcalde del Departamento, hecho que se repitió en dos ocasiones más, mientras asesoraba a este Municipio.

Hay que recordar que Bosconia presenta una endémica debilidad institucional, después ser cooptado en los últimos 20 años por el accionar permanente de los grupos narcoparamilitares con presencia en el Cesar; estos mantuvieron el control del ente territorial, como lo conoce el país y lo confirma la historia reciente de la región, sucesos que salieron a la luz pública con las investigaciones sobre la parapolítica y de la que aún faltan muchas cosas por conocer; mientras la mayor parte de los hechos y sus protagonista seguirán impunes porque aún reina miedo.

En la actualidad, en el Caribe colombiano, como en otros rincones del país todos saben quien fue o sigue siendo quien, aunque muchos prefiere guardar silencio o mirar para otro lado, al tiempo que algunas instituciones hacen hasta lo imposible mantener la impunidad, los medios comerciales de información por esconder la verdad y las entidades religiosas por garantizar nuestra obediente sumisión.

Falta de garantías

En medio de estas realidades, muchos periodista del Caribe colombiano no reciben las garantías necesarias por parte del Estado para ejercer su labor y más aún si se encuentran en Municipios con coyunturas similares a las de Bosconia, mientras que algunos Alcaldes presionan a los medios regionales para que silencien o los despidan de sus nóminas a los corresponsales en sus municipios cuando hacen algún tipo de denuncia.

De tal manera, que mi situación se agravó, después de haber recibido amenazas contra mi vida. La primera se dio mientras cubría el paro ciudadano del pasado 10 de abril del 2013, en esa ocasión fui abordado por un grupo de personas mientras realizaba mi trabajo de reportería; la segunda ocasión ocurrió el 2 de mayo del mismo año cuando me dirigía a mi residencia y me interceptaron dos desconocidos que me atravesaron una moto y en cuestión de minutos, en medio de insultos, me conminaron a abandonar Bosconia, porque de no hacerlo corría peligro mi integridad física.

Días más tarde, interpuse la denuncia respectiva ante los organismos locales competentes, y estos nunca se pronunciaron al respecto, a pesar de haber radicado un documento en la Fiscalía, la Personería Municipal y el Despacho del Alcalde, pero ninguna de las autoridades me brindaron las mínimas garantías para el ejercicio de mi labor como periodistas.

En momento en que interponía la querella tuve la oportunidad, de exponerles los hechos a los funcionarios de estas entidades, al tiempo que entregaba un documento escrito, les manifestaba mi disposición de colaborar con la ampliación, sin embargo, nunca fui llamado por la Fiscalía local.

Por eso, debido a las falta de garantías para el ejercicio periodísticos, el 16 de junio de 2014 me desplace a la ciudad de Bogotá con el fin de proteger mi vida.

Estos hechos son de conocimiento de la Fiscalía General de la Nación, la Defensoría del Pueblo y la Unidad Nacional de Protección, UNP; así mismo de la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, el Programa Somos Defensores y el Cinep, quienes siguen de cerca el desarrollo de las investigaciones.

Ahora, mientras me encuentro en medio de una complicada situación de seguridad y devuelta en algún lugar del Caribe colombiano, sólo le pido al Alcalde de Bosconia, que la cancele la deuda que contrajo conmigo y que no ha sido posible que me pague porque Patiño Gómez, hace caso omiso a sus responsabilidades como Alcalde, a pesar de mi insistencia.

A finales del 2013, en medio del parque de Bosconia y frente a las instalaciones de la Alcaldía, Jorge Patiño Gómez, me dijo que en el cementerio de su municipio se encontraban enterrados 254 bosconenses que un día se la tiraron de valientes. Aún no sé si estas palabras fueron una advertencia o amenaza.

Finalmente, el pasado 12 de diciembre del 2014, interpuse un derecho de petición para conocer de manera precisa las decisiones del Alcalde de Bosconia. Pero, intempestivamente, este miércoles 7 de enero, recibí una llamada del burgomaestres en la que me reclamaba por un artículo publicado en El Informador de Santa Marta ese mismo día, que estaba circulando en el municipio y las redes sociales: Periodista de Bosconia exige pago al Alcalde; además, me aseguró que el próximo martes 13 nos encontraríamos para discutir lo de mis honorarios. Sin embargo, si me sucede algo ya conocen mi historia.


Fotografías: ©Artistas Zona, Bosconia, 2013-2014.

1. (De Izq. a Der.) Personero Municipal Carlos Eduardo Porto y Alcalde de Bosconia.

2. Alcalde de Bosconia, Cesar, Jorge Patiño Gómez.

3. Alcaldía de Bosconia.