viernes, 10 de febrero de 2012

14 SALONES REGIONALES DE ARTISTAS, CAMINOS REALES

¿Profesionalismo curatorial?
Por. Wilmer Alonso Peñaranda Soto(*)

Nuestro saber es el mapa de la realidad y cada línea que se separe de él solo puede ser imaginaria o algo peor: voluntariamente torcida por inconfesables intereses
E. Zuleta 

El día 14 de diciembre del 2011 se inauguró la exposición del  Plan Reapertura del Museo Norte de Santander, con el fin de abrir este espacio a los cucuteños, exhibiendo tres muestras plásticas(1) de las obras de Nelyda Amparo Cárdenas y Marta Combariza.

Es preciso señalar que las exposiciones se encontraban en diferentes salas de la ciudad; la “singular” estrategia fue desarrollada por la curaduría “Caminos Reales”, investigación becada por el Ministerio de Cultura, de la que hacen parte Luis Miguel Brahim, Susana Quintero Borowiak y Carlos Torres Muñoz, bajo la tutoría de Nydia Gutiérrez Moros, quienes tienen a su cargo una parte de los 14 Salones Regionales de Artistas, Zona Oriente.

Este equipo se planteó desarrollar una propuesta, que según ellos, empezará el tránsito de la improvisación a la profesionalización, así bautizan una guía museográfica, de carácter crítico de los circuitos expositivos de Cúcuta: "algo más que poner clavos", donde resalta el carácter formativo y ciertas necesidades en el campo del arte regional.

Es así, como esta guía formativa, frente a la improvisación de procesos de producción, propone la profesionalización en las labores implicadas en una exposición, como las del registro, embalaje de obras, acciones administrativas, seguros, etc.;  así mismo, la importancia de establecer vínculos con las comunidades, el diálogo del curador, el manejo museográfico y el diseño del espacio.  

¿Cuál Es El Fin De Una Exposición?

La problemática, estudiada por la curaduría "Caminos Reales", a partir de diferentes eventos expositivos en nuestra región, les permite sugerir la reapertura del Museo Norte de Santander de Cúcuta, resaltan con acento en la guía pedagógica, así enmarcan nuestro arbitrario fanatismo a los salones, que iguala su condición precaria en el campo de acción.

A partir de su análisis, el equipo de investigación curatorial plantea una salida: formular para el público una exposición donde la comprensión vaya mucho más que una instalación de objetos en una sala, porque es una narración articulada entre objetos, espacio, textos y visitantes.  

¿Cómo Puedo Ver La Exposición?

La exposición se sirve de un amplio conjunto de recursos que reconstituyen el proceso de producción de los objetos, potenciando sus cualidades simbólicas y su valor estético dentro de una cultura específica.

¿Cuál Cultura Específica? 

La distribución espacial, la producción discursiva, los apoyos museográficos, los elementos de diseño y las actividades de formación dentro de cada muestra, son los aspectos visibles públicamente, los que se desarrollan pensando en los visitantes que el museo o la sala recibirá, pero debajo de ellos subyace un complejo proceso, que hacen posible la puesta en escena.

¿Cómo Puedo Entrar A La Sala?

¿Cómo puedo observar, la exposición de carácter profesional, si la sala central que está ubicada en las instalaciones de la Corporación Cultural Biblioteca Julio Pérez Ferrero, permanece cerrada diariamente?

En el diseño propuesto por el equipo de investigación curatorial "Caminos Reales" del 14 Salón Regional de Artistas, participan: el Grupo Salvador Moreno, la Fundación de Estudios Superiores de Confanorte, FESC, Casa La Bagatela y la Corporación Cultural Biblioteca Julio Pérez Ferrero.

¿Qué tipo de profesionalismo encontramos en el diseño del catálogo, la cartilla didáctica y de gestión? En la cartilla didáctica No. 1 “Algo más que poner clavos”, se repite muchas veces la palabra profesionalismo y se intenta abordar esta problemática.

De ahí que, comparan su plan de trabajo con el de un reality show: ¿Es el arte un espectáculo y están las obras expuestas como en una comedia televisiva? ¿Qué tipo de discurso compara una expresión sublime con algo tan vacío y comercial como un reality show?

Mientras, visitaba Cúcuta, después de 15 años de ausencia, al concurrir a los espacios públicos y la oferta cultural de la ciudad, encuentro programas excluyentes: una sala cerrada y llena de polvo, al tiempo que un vigilante me vende un catálogo de una muestra plástica que se encuentra infranqueable a la mirada.

Sin embargo, el catálogo parece ser la evidencia de una ignominiosa propuesta de lo que se conoce como cultura; en el texto se superponen bien una necesidad, que resaltan los mismos defectos en varios párrafos seguidos y muestran soluciones teóricas con un respaldo de instituciones respetables comprometidas con el quehacer cultural de la región. Finalmente, el planteamiento del problema es falta de profesionalismos, la solución: es una intervención elite, donde participan sólo 15 creadores.  

¿En dónde se encuentran los procesos de formación de públicos?

Proponen para el público, una exposición donde la comprensión va mucho más allá de una instalación de objetos en una sala, porque una exposición es una narración articulada entre objetos, espacio, textos y visitantes, donde su sentido debe “resonar en las comunidades.

¿Qué tipo de narración tiene la exposición? ¿Quién me explica el sentido? El catálogo refleja la perspectiva de curador y el artista; pero el espectador debería encontrar la sala abierta: ¿Cómo puedo generar un debate con diversas miradas de la muestra, sí ni siquiera se puede entrar?

Además, en el catálogo no encuentro las direcciones donde están ubicadas las otras salas en la “ciudad de todos”; de tal manera, que cualquiera se preguntaría: ¿Cómo ubico la Casa La Bagatela? ¿Dónde puedo tener acceso a la información cómo público o turista? Ni siquiera se encuentra un correo electrónico de contacto. En fin, sí este fue un proyecto manejado por profesionales y precisamente lo que más se denota es la falta de profesionalismo.

¿Por qué la formación de públicos en su esquema multidisciplinario, se redujo a la fantasía inocente e inocua, inversamente proporcional a los modelos del sentido práctico? Aquí hay un proyecto de inexistencia cotidiana donde queda el estalcito, instalado en un reino de mentiras, con intereses individuales, donde sólo se ocupan de colgar cuadros para gestionar recursos del Estado.

Así, el público quedó nuevamente olvidado en las soluciones definitivas de demostraciones teóricas, expresadas en cifras y palabras repetidas, como en sus intenciones cristalizadas. ¿Cómo algo más que poner clavos, habla idealmente de un profesionalismo del montaje en un circuito expositivo, sin las paredes de la sala y como una "metáfora de enfrente"?

Luego de preguntarle a mí familia, como turista, y recordar la hermosa Casa La Bagatela, impulsado por la pasión que tanto critican en la segunda página de la cartilla, en el diálogo de cómo un taller de prácticas museológicas concluyen con una guía de inducción, me acerque con mi sobrino a la muestra antológica de Nelyda Amparo Cárdenas para conocer el arte regionalista y me encontré con media muestra expositiva.

Minutos más tardes, después de un largo y tedioso interrogatorio me abrieron las puertas para observar una serie de piezas en cerámicas que abarcan la moda y la iluminación de los reflectores resaltaban el polvo de los módulos. ¿Es así cómo se habla de profesionalismo y de estados de conservación de las obras?

Todo se convirtió en un simple discurso curatorial de cartilla. Ahora bien: ¿Qué tipo de profesional supervisa el estado de conservación? ¿Qué tipo de museografía expone una obra arbitrariamente a los rayos del sol, como lo es la última pieza que colgaba cerca de los baños del Museo Casa La Bagatela?

De otra parte, pude observa un video donde el DVD presenta problemas técnicos, los cables arruinan la presentación formal de "carácter profesional". Así mismo, ¿Quién diseñó las fichas técnicas y por qué no tienen la información necesaria para el espectador?

La instalación Lar sin terme tenía una abundante presencia de telarañas, será que hacían parte de la obra y es una intención conceptual la ausencia de las arañas.

¿Quién o quienes teorizaron el amplio conjunto de recursos que constituyen el proceso de producción de los objetos, potenciando sus cualidades simbólicas y estéticas dentro de una cultura?

¿Es profesionalismo encontrar manchas de filtro de agua en las paredes de la sala donde encontramos "Jardín surrealista"? ¿Quién se encarga de enderezar las obras bidimensionales del pasillo cuando el viento las descoloca?

La instalación “Espuma de mar”, se puede observar con algunos defectos en su forma rectangular: los bastidores presentaban muchas deficiencias en sus acabados o el retablo estaba mal cortado. ¿Tal vez, eso era parte del concepto?

Luego de tanto profesionalismo del equipo de reapertura del Museo Norte de Santander, de observar un catálogo con solo nombres y sin direcciones; de no encontrar los correos electrónicos de los creadores ni la referencia de alguna página web que sirviera de soporte a la muestra; de detenerme en el pobre diseño de la cartilla con el discurso egoísta de los curadores y los relatos de la experiencia del reality show, "algo más que poner clavos", como ellos mismos lo denominan en su texto didáctico, aparecen las contradicciones.

Finalmente, decidí realizar un paseo por el centro histórico a disfrutar un poco de su bella arquitectura y de regreso a Cúcuta pasando por la diagonal Santander, me encontré con una riqueza de colores, resaltando tendencias de las artes plásticas, en una casita con forma de pentágono, saque algunas fotografías de aquel lugar, para conservar en mis recuerdos mi visita a Cúcuta; aprovechamos, con mi familia para pasear por el malecón, vimos diversos murales y especialmente uno que rinde tributo a nuestras iguanas.

Como no volver a ver La Paloma y su reciclaje de navajas, disfrutar otra vez las esculturas de La Cero, el mural cerca del Parque La Bola y sobre todo de las cucuteñas con firme derrier y sonrisas radiantes…

(*) Wilmer Alonso Peñaranda Soto, Contador Público, Universidad Nacional, oriundo de Cúcuta.  

Fotografías: Suministradas por el autor del artículo.  AZO©.

Edición del Texto: Artistas Zona Oriente. 

Nota:
(1) Las exposiciones a las que se refiere el autor son "La Ciudad de Todos" (Museo Norte de Santander) y "Cuerpo Resonante" (Biblioteca Julio Pérez Ferrero) de la artista Marta Combariza. Además, "Metáfora de enfrente" (Casa La Bagatela), de Nelyda Amparo Cárdenas.

19 comentarios:

alvaro lopez dijo...

es interesante conocer la debilidad de procesos plásticos en cucuta y en una curaduria que representa la zona oriente...
estas fallas deben mejorarse y las exposiciones antisiparse con tiempo

David Alexander P. dijo...

Cualquier parecido con la actualidad no es pura coincidencia:

"Otto de Greiff. Todo el mundo lo llamaba maestro, siendo que ni siquiera sabía silbar; aun menos leer una partitura, lo cual no impidió que descrestara calentanos durante años, cuando se sentaba en los conciertos del Colón con partitura de bolsillo en mano para aparentar ostensiblemente que estaba siguiendo el texto musical tocado. No hay duda de que Otto de Greiff tenía una cultura musical de aficionado adquirida a través de discos, de su biblioteca de libros sobre música y su permanente asistencia a conciertos. Asumió la profesión de comentarista y reseñador de la actividad musical en Bogotá, con todo el poder que dicha posición otorga. Sin embargo, reconozcamos que sabía evitar meterse en atolladeros cuando escribía sobre la música que había escuchado; se cuidaba de entrar en materia seriamente, por no tener los conocimientos técnicos de quien, además de ser erudito, no fue músico practicante.

No así su hermano, el excelso poeta León de Greiff. Don Otto prefería sustituir su inseguridad en materia de música por una bondadosa generosidad en sus comentarios, que a veces parecía exagerada. Podría decirse que no era un crítico imparcial y objetivo.
(...)
Recuerdo que me causó mucha risa observar en una reunión donde había varios y auténticos músicos, como nadie los distinguía, mientras que todo el mundo saludaba reverentemente a don Otto con el título de maestro, siendo que jamás había tocado ni un pito."

Rafael Puyana
El Tiempo, 23 de febrero de 2003.

Anónimo dijo...

Hola, mi nombre es Ricardo Gonzales, fui en varias ocasiones con la intención de ver la exposición con mi hermana y mi cuñada y encontré la sala cerrada, después viendo la página del grupo Salvador Moreno vi fotos de la exposición, entonces pregunto ¿Cuándo se abrió la sala?

Anónimo dijo...

Buenas, quiero contar que me enteré de la exposición por la prensa, a los pocos días fui con mi novia y unos amigos a verla y encontramos los sitios cerrados, eso nos incomodó bastante; días después mirando en facebook vi fotos de la exposición con personas en el perfil salvador moreno, me anime a pasar cada vez que tenía que ir al centro a hacer alguna diligencia, pero para mi decepción la exposición seguía estando cerrada, esto me hace pensar que las fotos que vi eran de algún colegio que cumplía sus horas de trabajo social,me da rabia que se engañe a la gente con algo que supuestamente estaría abierto al público durante varias semanas,cuando en realidad no ha sido así, no entiendo con qué fin hacen exposiciones si van a mantener la sala cerrada, ¿dónde está la gestión?

carlos rodriguez dijo...

creo que no solo cesar ni nacho critican los procesos curatoriales de caminos reales sino también otra persona, tal ves algun egresado del instituto bellas artes que se sintio ofendido con la critica y el estudio de la problematica que asen, faltando el respeto a quienes se sacrificaron para conservar espacios,......

Abracadabra dijo...

Mi primera visita yespero que no sea la última.
Gracias por el blog.

Diana Carolina Gelvez dijo...

proponen planteamientos para el público, comparan su plan de trabajo con un reality show, es el arte un espectáculo, son las obras expuestas una comedia, que tipo de discurso compara una expresión sublime con algo tan vacio y comercial como un reality show, que tipo de curaduria representa la zona oriente con esos ideales

tati sandoval dijo...

huy!!! como pueden tener una sala de arte con telarañas, y polvo, que les pasa a esas personas!!!

juan pablo dijo...

" Además, en el catálogo no encuentro las direcciones donde están ubicadas las otras salas en la “ciudad de todos”; de tal manera, que cualquiera se preguntaría: ¿Cómo ubico la Casa La Bagatela? ¿Dónde puedo tener acceso a la información cómo público o turista? Ni siquiera se encuentra un correo electrónico de contacto. En fin, sí este fue un proyecto manejado por profesionales y precisamente lo que más se denota es la falta de profesionalismo."


huy que le pasa a esa organizacion , donde esta el manejo al publico turista...sr profesionales

andres suarez dijo...

huy que tipo tan crudo y volado al deicir esas cosas

"¿Por qué la formación de públicos en su esquema multidisciplinario, se redujo a la fantasía inocente e inocua, inversamente proporcional a los modelos del sentido práctico? Aquí hay un proyecto de inexistencia cotidiana donde queda el estalcito, instalado en un reino de mentiras, con intereses individuales, donde sólo se ocupan de colgar cuadros para gestionar recursos."

asi es para que sirve, el arte?

jhoana dijo...

ala porq ue abracan problematicas y no cumplen su soluciones,,,

"¿Qué tipo de profesionalismo encontramos en el diseño del catálogo, la cartilla didáctica y de gestión? En la cartilla didáctica No. 1 “Algo más que poner clavos”, se repite muchas veces la palabra profesionalismo y se intenta abordar esta problemática.

De ahí que, comparan su plan de trabajo con el de un reality show: ¿Es el arte un espectáculo y están las obras expuestas como en una comedia televisiva? ¿Qué tipo de discurso compara una expresión sublime con algo tan vacío y comercial como un reality show?"

que buena critica su discurso curatorial.....

Lina Marcela dijo...

que buena critica ase el sr Alonso Peñaranda Soto, al catalogo,la gestion es pesima, hay nononono, cucuta,cucuta,cucuta,y con curadores que representan la zona oriente este año, que sera ese salon con ideales que asimilan lo sublime con lo televisivo,hay no,nono que tal luchito con esos pensamientos

Sofí dijo...

noooo, como van a esponer una obra directamente al sol, hay si me perdonan sr de camonios reales pero qque les paso!!!!!

kata Z. dijo...

y carlitos tan serio, por que no reviso el resultado final de ese proyectos, si su nombre aparecia en el proyecto...que paso con carlitos y su profesionalismo...si ven no todo es venezuela ellos tambien tienen sus fallas....

Edinson Pamplona dijo...

se ven bonitos esos adoves en la bodega biblioteka, yo pregunto no han pensado en la gente que les gusta dañar los elementos de las instituciones,,no pensaron los de conservacion y registro, que algun picaro se podia llevar algun ladrrillo....
hay estann pintados los cucuteños con asesorias venezolanas....
hay susana,susana,,,borowiak

Anónimo dijo...

El discurso del catalogo es solo para impresionar, pues la verdad es que con tanto estudio cometieron los mismos errores que criticaron en dicho catalogo "quirúrgico".

Anónimo dijo...

"Finalmente, decidí realizar un paseo por el centro histórico a disfrutar un poco de su bella arquitectura y de regreso a Cúcuta pasando por la diagonal Santander, me encontré con una riqueza de colores, resaltando tendencias de las artes plásticas, en una casita con forma de pentágono, saque algunas fotografías de aquel lugar, para conservar en mis recuerdos mi visita a Cúcuta; aprovechamos, con mi familia para pasear por el malecón, vimos diversos murales y especialmente uno que rinde tributo a nuestras iguanas.

Como no volver a ver La Paloma y su reciclaje de navajas, disfrutar otra vez las esculturas de La Cero, el mural cerca del Parque La Bola y sobre todo de las cucuteñas con firme derrier y sonrisas radiantes"…

me gusta su comentario de cucuta

Anónimo dijo...

felicitaciones sr victor hugo por exbosar realidades de las artes plasticas en la zona oriental...
su blog es lo maximo,,,,

att: patricia sandoval
artista plastica de pereira

Artistas Zona dijo...

Maestra Patricia... Muchas gracias...