miércoles, 13 de mayo de 2009

BARRANCABERMEJA Y SU PATRIMONIO III



En defensa del Antiguo Hospital San Rafael
Por. Victor Hugo

Destruido quedó el Antiguo Hospital de Barrancabermeja, donde hasta hace poco funcionó la Universidad de La Paz, Unipaz, luego de ser vendido a unos empresarios antioqueños que pretendieron derribarlo completamente.

El increíble negocio se llevó a cabo durante la administración del Gobernador Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo, quien decidió entregar este bien de carácter público y patrimonio cultural de los barranqueños, a manos de los intereses privados, que ni siquiera son de la región.

De tal manera, que se ha realizado una intensa labor, por parte de algunos sectores sociales, estudiantes y la Corporación Memoria y Patrimonio de Barrancabermeja, con el propósito de que la Alcaldía y los organismos competentes se pronuncien y tomen las acciones pertinente para la restitución, reparación, devolución y conservación de este bien de interés cultural de la ciudad.

Al tiempo, que el puerto petrolero permanece a la expectativa frente al destino final de su edificio, ubicado en el sector comercial, por donde transitan diariamente más del 70% de sus habitantes y los altos funcionarios de la administración municipal, que parecen haberse olvidado y han sido indiferentes frente al clamor ciudadano.

Aunque, la Alcaldía de Barrancabermeja, permanecía impasible frente a la destrucción de su patrimonio, la Personería Municipal intervino y detuvo los trabajos que se hacían al interior del edificio durante los primeros días del 2009.

Concepto del Ministerio de Cultura

En respuesta dirigida a Arnulfo Bastos Álvarez, miembro de la Corporación Memoria y Patrimonio, el día 23 de abril del presente año, con radicado No. 51367, y con copia al Alcalde de Barrancabermeja, el Director(E) de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Enzo Rafael Ariza Ayala, puntualizó: Considerando que dicho inmueble (Antiguo Hospital San Rafael) fue identificado como patrimonio histórico del Municipio por el Acuerdo 018 Plan de Ordenamiento Territorial, en artículo 69, lo cual le profiere el reconocimiento como bien de interés cultural del ámbito municipal y en consecuencia queda sometido al régimen de dichos bienes regulados por las leyes 397 de 1997 – Ley de Cultura- y Ley 1185 de 2008. (SIC).

Ahora, frente a estas acciones de la Corporación Memoria y Patrimonio, de la ciudadanía barranqueña, el Alcalde, Ing. Carlos Alberto Contreras López, tiene la responsabilidad insoslayable de ejecutar las acciones que le corresponden y le confiere la ley.

No obstante, frente a la actual indiferencia de la Alcaldía, la comunidad de barranqueña sólo quiere proteger, conservar, preservar y restaurar el patrimonio cultural de la ciudad, que los empresarios antioqueños destruyeron sin que el Alcalde se pronunciara ni tomara las acciones legales correspondientes para salvaguardar el bien.

Por eso, es preciso recordarle al Ing. Carlos Alberto Contreras López: la puesta en escena de una mirada comienza con la apropiación de la territorialidad. Esto no es otra cosa que la valoración del espacio, la producción simbólica que en él se expresa, el entramado de relaciones y formas de concebir los imaginarios colectivos, a la hora de asumir ideales y utopías,.este conjunto de hecho son los que generan la dinámica social de la identidad cultural.

Por eso, la comunidad de barrancqueña, espera Donde el amor es la Clave, como reza el Plan de Desarrollo de Barrancabermeja, un verdadero acto de amor por la ciudad, porque el amor no sólo es una expresión desde lo espiritual sino que se materializa en la realidad. Por eso, Ing. Carlos Alberto Contreras López, Alcalde de Barrancebermeja, ahora usted tiene la palabra.

Fotografías: ©Hugsh, 2009. Detalles de la fachada del Antiguo Hospital de Barrancabermeja.

5 comentarios:

Arq.Mauricio Garcia dijo...

Qué pena me da el aspecto de este edificio...habría que empezar por recuperar los planos arquitectónicos

German dijo...

La Administración Municipal se reunió hace más de dos meses con el gerente de la sociedad propietaria actual del hospital que proyecta demolerlo y construir un centro comercial. Se le plantearon cinco escenarios distintos de negociación para que el hospital se conserve y se dejó claro que bajo ninguna circunstancia se podrá demoler. La oficina de planeación ha advertido en varias ocasiones en público que el proyecto no puede tener licencia y que el Antiguo Hospital SÍ ESTÁ PROTEGIDO POR LA NORMA COMO PATRIMONIO SIN NINGUNA DUDA. Esperamos que pronto pueda volver al dominio público como propiedad del Municipio o de la Gobernación para que sea restaurado y convertido en museo urbano y sede del Instituto de Cultura de Barrancabermeja, como parte del Plan Parcial Centro Histórico.

Germán Camargo Ponce de León
Jefe de la Oficina Asesora de Planeación Municipal
Alcaldía de Barrancabermeja

Joe Eduardo dijo...

Muy triste lo que sucede con este edificio emblemático, pero nada de lo que uno, por estos días, se pueda extrañar.
Este desmantelamiento del patrimonio arquitectónico de la ciudad, ante el cual y solo por el escándalo y movilización ciudadana que lideró la Corporación Memoria y Patrimonio, salieron a pronunciarse, el sempiterno curador, Larios Diaz y el jefe de la Oficina de Planeación, Ponce de León, hacen parte, a una escala mayor, del arrase al que vienen siendo sometido todos los autenticos signos y expresiones culturales de lo autenticamente barranqueño.
Para la muestra ahi están los nombres que le colocaron a los "quioscos de inspiración helénica" o ¿templetes griegos? construidos sobre el llamado "Paseo de la cultura"": Arrancatetas y Maria Varilla"; ¡De por Dios!,¿habrase vista más caprichosa bellaquería?; todo ello con el consentimiento de la institucionalidad, y gracias a la " originalidad e inventiva" de unos funcionarios de la Secretaria de Desarrollo Social.
Así, a este paso, y a punto de destrucción arquitectónica e invasión de vallenatos, porros y fandangos, las 24 horas, en esta ciudad terminaremos siendo más sabaneros y vallenatos que los mismos cordobeses, sincelejanos y urumiteros, Siendo victimas, los auténticos barranqueños, de la nostalgia de unos cuantos que un día emigraron a nuestra ciudad y decidieron imponernos a raja tabla, el sonsonete del producto de sus añoranzas y sus nostalgias.

Rafael Velásquez Rodríguez dijo...

Rafael Antonio Velásquez Rodríguez.
Como ciudadano Barranqueño y representante de los docentes del Área de Ciencias Sociales del Municipio de Barrancabermeja, lamento profundamente lo que esta pasando con el edificio histórico y arquitectónico como símbolo de patrimonio y memoria material para nuestro municipio. La comunidad Barranqueña y en especial los que verdaderamente nacimos y vivimos aquí como proyecto de vida, algunos pasajeros funcionarios administrativos del ejecutivo de este gobierno y los anteriores, sigan liquidando el pasado histórico y arquitectónico de nuestro municipio como consecuencia de la falta de identidad y “AMOR POR LA CIUDAD”. No es suficiente el comentario pronunciado por el Secretario de la Oficina de Planeación Germán Camargo Ponce de León. Además nos gustaría conocer públicamente lo que les plantearon a los que compraron “supuestamente legal el edificio” los “…cinco escenarios distintos de negociación para que el hospital se conserve y se dejó claro que bajo ninguna circunstancia se podrá demoler”. Espero que así sea (amen) y que mañana no sea degradada su palabra.

Es lamentable, el silencio cómplice de mi estimado Alcalde Ing. Carlos Alberto Contreras López, que tiene toda la responsabilidad insoslayable de ejecutar las acciones que le corresponden, para evitar que este edificio no sea demolido para satisfacer a los intereses particulares de unos comerciantes que no son Barranqueños. Carlos Contreras realmente Usted, tiene la palabra y el reto histórico de hacer un legado histórico para evitar que este emblemático patrimonio material del edificio, no sea demolido sino restaurado como “MUSEO ETNOHISTÓRICO Y CULTURAL DE LA REGIÓN DEL MAGDALENA MEDIO”. Así sus hijos, familiares, amigos (as) y comunidad Barranqueña, en el futuro lo admiraran y respetarán por no degradar su slogan político DONDE EL AMOR ES LA CLAVE, porque el amor se construye con respeto, solidaridad, responsabilidad, libertad de pensamiento y crítica.

Dario Echeverry dijo...

es triste ver la indiferencia de los barranqueños... la poblacion no se pronuncia frente al destino de su herencia cultural e historica, y por eso esta en peligro... hay que manifestar el rechazo frente a lo sucedido y presionar a los partidos politicos y a las organizaciones sociales para que se pronuncien, y le hagan saber a la administracion municipal que la proteccion del patrimonio cultural e historico es un asunto de interes para la ciudad... este blog puede ser una oportunidad para dar a conocer esta situacion y que la ciudadania se entere y se pronuncie... hay que defender el antiguo hospital, pero tambien recuperar el busto de Gaitan, los otros edificios historicos, entre otras cosas que nos hacen ser barranqueños... hay que empezar antes de que sea tarde